Sugerencias de salud

Sugerencias para las mamás y los bebes.

Cuidando al bebé

Visitas al doctor

Las visitas al doctor son importantes debido a que permiten que su médico revise el crecimiento y desarrollo de su bebé, realice las pruebas necesarias o aplique las vacunas indicadas. Las visitas al doctor también permiten que los padres hagan preguntas a su médico. Es recomendable que traiga una lista de preguntas que usted tenga a cada visita médica. Las consultas médicas se recomiendan a las 2-4 semanas; 2, 4, 6, 9, 12, 15 y 18 meses; 2, 3, 4, 5, 6, 8, 10, 12, 14, 16 y 18 años.

Algunos bebés o niños pueden acudir a la consulta más frecuentemente, otros menos. Pregúntele a su médico o enfermera la frecuencia con la que debe acudir al médico para revisar a su hijo o hija.

Vacunas

Su hijo o hija necesita ser vacunado. Las vacunas protegen a su hijo o hija de enfermedades muy serias. Para mayor información consulte la sección de vacunas en este sitio Web o pregúntele a su pediatra.

Pruebas y exámenes

Pruebas para el recién nacido

Ciertos análisis se deben realizar antes de que su bebé tenga 7 días de nacido. Estos análisis se realizan justo antes de que su bebé salga del hospital. Si estos análisis se realizan antes de las 24 horas después de nacido, se deben repetir a la primera o segunda semana de edad. Los análisis del recién nacido incluyen:

PKU (Fenilcetonuria) - Los bebés con fenilcetonuria no tienen un químico necesario para digerir la fenilalanina. La fenilalanina se encuentra en los alimentos con proteína. Si no se trata, la fenilcetonuria puede llevar a producir daño cerebral y problemas de comportamiento. Un bebé con fenilcetonuria requiere cuidados médicos especiales y fórmula de leche especial.

Tiroides (Hipotiroidismo congénito) - Un bebé que nace con este problema no produce suficiente hormona tiroidea. La hormona tiroidea hace que el bebé crezca fuerte y saludable. Sin esta hormona, el bebé puede tener un desarrollo físico y mental pobre. Este problema se trata con medicamento diario para reemplazar la hormona y atención médica especial.

Enfermedad de células falciformes - Las células rojas o eritrocitos saludables se parecen a una dona. Cuando existe la enfermedad de células falciformes, algunos eritrocitos se ven en forma de un plátano. Estas células pueden atraparse en los vasos sanguíneos causando daño y dolor. Los bebés con esta enfermedad desarrollan infecciones con mayor frecuencia.

Presión arterial

A su hijo o hija se le debe medir la presión arterial regularmente, comenzando alrededor de los 3 años de edad. La presión arterial elevada en niños requiere atención médica. Puede ser un signo de una enfermedad y, si no es tratada, puede llevar a complicaciones serias.

Platique con su médico acerca de las mediciones de presión arterial.

Plomo

El plomo puede dañar a su hijo o hija retrasando su crecimiento físico y mental, y dañando muchas partes de su cuerpo. La forma más común que los niños puedan envenenarse con plomo es comiendo pintura de una casa vieja.

Hágase las siguientes preguntas. Si usted contesta “Sí" a cualquiera de éllas, platique con su médico para que se le realicen pruebas para detectar plomo en la sangre de su hijo o hija.

Su hijo o hija:

  • ¿Ha vivido o visitado con frecuencia una casa construida antes de 1950? (esto incluye una guardería, la casa de una niñera o la casa de algún pariente).
  • ¿Ha vivido o visitado con frecuencia una casa construida antes de 1978? (en este año se prohibió por ley la pintura con plomo para uso residencial).
  • ¿Tiene hermanos o hermanas o amigos que han sido tratados por envenenamiento por plomo?

Visión y oído

La visión de su hijo o hija debe ser revisada antes de comenzar la escuela alrededor de los 3-4 años de edad.

Puede ser necesario que necesite más revisiones de la vista conforme crezca. En general se recomienda que también se vea si el niño o niña oye bien mediante pruebas auditivas a los 3-4 años de edad.

Pruebas adicionales

Su hijo o hija puede necesitar pruebas adicionales para prevenir problemas de salud. Algunas pruebas comunes son:

  • Anemia (prueba de sangre) - Su hijo o hija puede necesitar una prueba de anemia (hemoglobina baja en sangre) cuando el o ella es un bebé (alrededor del primer cumpleaños). Los niños mayores también requieren esta prueba. Algunos niños tienen más predisposición para tener anemia que otros. Pregúntele a su médico sobre las pruebas de anemia en los niños.
  • Prueba de tuberculosis (en la piel) - Los niños pueden necesitar esta prueba si tienen un contacto cercano con alguna persona que tiene tuberculosis, viven en áreas donde la tuberculosis es más común (como una reservación de indios americanos, un refugio o una institución), o vienen de Asia, África, América Central, América del sur, el Caribe o las Islas del Pacífico. Verifique con su pediatra para ver si su hijo o hija necesita esta prueba.

 

Guías para una dieta saludable

0 - 2 años de edad

  • La leche materna es el mejor alimento para los bebés recién nacidos y hasta los 6 meses de edad. Proporciona una buena nutrición y los protege de la infección. La lactancia materna debe continuarse por todo el primer año, si es posible. Si no es posible dar pecho, las fórmulas enriquecidas con hierro (no leche de vaca) deben usarse durante los primeros 12 meses de vida. La leche de vaca se debe utilizar para reemplazar la leche de fórmula o leche materna después de los 12 meses de edad.
  • Comience a introducir alimentos sólidos entre los 4 a 6 meses de edad. La mayoría de los expertos recomiendan un cereal de arroz enriquecido con hierro como el primer alimento del bebé.
  • Comience con alimentos nuevos, uno a la vez. Por ejemplo, espere una semana antes de agregar un nuevo cereal, verdura o fruta.
  • No le de miel a los bebés durante los primeros 12 meses de vida.
  • No le limite la grasa a los niños hasta después de los 2 años de edad.

 

2 años y mayores

  • Proporcione una variedad de alimentos incluyendo frutas, verduras y granos enteros.
  • Utilice la sal (sodio) y azúcares en moderación.
  • Trate de que sus hijos lleven una dieta baja en grasas, grasas saturadas y colesterol.
  • Ayude a que su hijo o hija mantenga un peso apropiado proporcionándole alimentos sanos y motivándolo a realizar ejercicio físico con frecuencia.

 

Salud dental/oral

Su hijo o hija necesita un cuidado dental adecuado que comienza a una edad temprana. Platique con su dentista para que le indique la frecuencia de visitas al dentista. Para llevar una buena higiene oral, siga las siguientes guías:

Para bebés:

  • Si usted le está dando solamente pecho o vive en un área en donde el agua para tomar tiene poco fluoruro (menos de 0.3 ppm para niños menores de 2 años de edad, menos de 0.7 ppm para niños mayores de 2 años de edad), su niño puede necesitar gotas de fluoruro o tabletas.
  • No use el biberón o el chupón para dormir a su bebé. Tampoco duerma a su bebé con un biberón, ya que esto puede causar problemas en sus dientes e infecciones en el oído.
  • Mantenga los dientes y encías de su bebé limpios utilizando una toallita limpia y húmeda después de alimentarlo.
  • Cuando aparecen los dientes, límpielos utilizando un pequeño cepillo de dientes.

Para niños mayores:

  • Platique con su dentista sobre los selladores. Estos pueden prevenir las caries en los dientes permanentes.
  • Use hilo dental para prevenir enfermedades de la encía.

 

Actividad física

Su hijo o hija necesita ejercicio a través del juego y los deportes.

  • Motive a su hijo o hija a participar en actividades físicas, incluyendo los deportes.
  • Motívelo a que realice actividades que pueda disfrutar cuando sea mayor como caminar, correr, nadar, básquetbol, tenis, golf, baile, bicicleta.
  • Haga planes para realizar deporte con su familia o amigos.
  • No deje que su hijo o hija vea más de 2 horas de televisión al día
Regresar